Chat with us, powered by LiveChat

Cada día pasamos más tiempo en nuestra oficina, pero paradójicamente sentimos como si estuviéramos haciendo cada vez menos cosas.

Hoy para muchos lograr salir de la oficina a un horario razonable es algo muy difícil de lograr, sin embargo es posible, a continuación te ofrecemos tres consejos útiles:

1. Llevar un registro de lo que haces con tu tiempo
Llevar un registro detallado de cómo usas tu tiempo puede ayudarte a hacer seguimiento, y podrás decir: ¿Por qué me tomo tanto tiempo esta tarea? ‘Porque necesitaba un descanso, o porque estoy atorado’, así podrás descubrir en dónde desperdicias el tiempo y empezar a corregirlo.

2. Utiliza las alarmas
No subestimes el poder de una de las herramientas más sencillas en tu teléfono inteligente: la alarma. Programar los tiempos y medirte en su uso, puede ayudarte a ir mejorando día tras día y ser más disciplinado en el cumplimiento de tu plan.

3. Priorizar las tareas
Tener una larga lista que no logras terminar solo aumenta tu frustración y sensación de ineficiencia. El truco, es  averiguar lo que en realidad pertenece a la lista (no más de tres a cinco cosas absolutamente necesarias) y olvídate de lo demás.

Saca el máximo provecho de cada minuto. Te ayudará a ser más productivo y a balancear mejor tu vida y trabajo.