Chat with us, powered by LiveChat

 Esta práctica es un gran reto a implementar en muchas empresas por sus grandes ventajas y beneficios, tanto para la misma empresa en reducción de costos, como para los empleados que podrán ser contratados en cualquier parte del mundo, sin limitaciones geográficas. Además, se evitarán gastos de tiempo y dinero, en alimentación y transporte.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones para un home office exitoso y sin distracciones:

1. Establece horarios

Al estar en casa, es tentador quedarse más tiempo en la cama o ver una serie en el horario de oficina. Para ser más productivo, es
importante respetar una rutina profesional: levantarse siempre al mismo tiempo, arreglarse como si fuera a la oficina (bañarse, vestirse, desayunar) y marcar tarjeta, aunque eso signifique solo prender la computadora.

2.- Haz saber a tu familia y amigos que no estás disponible

Para quien o quienes viven contigo puede ser difícil entender que estás, sí, en casa, pero no estás de vacaciones y no estás disponible para resolver problemas, hacer compras o ir a tomar una cerveza en la mitad de la tarde. Es necesario dejar claro cuál es tu horario de trabajo y que tu trabajo desde casa, es igual como si estuvieras trabajando de manera presencial en tu empresa.

3.- Ejercita tu concentración

Aprovecha para deshacerte de lo que no te gusta del ambiente en la oficina (mucho movimiento, teléfono timbrando, conversaciones en tono alto, reuniones a toda hora) pero no reemplaces todo por otras distracciones, como tu cómodo sillón, celular, mascota, Netflix…

4.- Finaliza tu día laboral

Al estar en casa, puedes terminar extendiendo tus horas de trabajo (solucionar un mínimo problema, responder a mensajes de correo electrónico) sólo porque ya tienes la computadora encendida. Separa lo que es urgente de lo que no es y desconéctate. Tan necesario como la disciplina para empezar el día de trabajo es tener la disciplina para terminarlo, o terminarás trabajando 24 horas, sin darte cuenta.