Chat with us, powered by LiveChat

Planificar, Organizar, Dirigir y Controlar son las funciones que, hace años,  aprendimos como básicas y necesarias para liderar equipos.

Hoy, es obvio, las circunstancias son otras y requieren otro perfil de líder, otras funciones clave además de las anteriores. Nos vertimos a la figura del líder total, más competente y de funciones cada vez más amplias, lo que, a su vez, es un atractivo reto para los líderes.

¿Y cuáles son esas funciones de líder total? Aquí te las decimos:

Mandar

Dar instrucciones para que se cumplan (para que el trabajo se haga), dicho sin despotismo y sin creerse superior, y controlar el trabajo realizado. Se precisa para ello tener una lógica adecuada, carácter para decir lo que haya que decir, habilidad comunicativa. Incluye hacer que se conozcan las consecuencias de no cumplir las instrucciones, pero también valorar el trabajo bien hecho y a las personas que lo han hecho.

Gestionar

Planificar lo que debe hacerse, organizar las etapas y los medios necesarios, asignar los recursos necesarios, dar pautas de actuación (dando ejemplo de comportamiento), conseguir “que la gente haga cosas”. Incluye delegar adecuadamente.

Es una actividad propia cuando se dirige a empleados competentes, integrados, involucrados. Pero se trata de gestionar de forma “situacional”.

Aceptar

Ejercer de responsable, fomentar la comunicación activa, pedir ideas, escuchar a otros, aceptar sugerencias, generar compromiso a través de la participación activa de todos, lo que incluye: que cada cual se trace sus objetivos y planes, que cada cual mida y comprenda los resultados de sus acciones, celebrar reuniones periódicas con el equipo.

Orientar

Trazar Visión, Metas, Estrategias y Objetivos, y comunicarlosMostrar los retos y el camino para alcanzarlos, y hacer que se compartan para, a partir de ahí, buscar que se responsabilicen en la dirección que lleva a ellos. De alguna forma es “evangelizar” y dar la “buena nueva” de un futuro mejor. Con ello se hace efectiva la frase “No hay equipo sin líder ni líder sin equipo”.

Entrenar

Favorecer el desarrollo el desarrollo de las personas, formar, captar talento, hacer que crezcanpersonal y profesionalmente, hacer que se marquen objetivos y que reconozcan sus fortalezas y sus debilidades. Esta actividad está enfocada a la gente positiva, a la que se exige a sí misma, a la que es consciente del desfase entre la percepción que tiene de sí misma y la que los demás tienen de ella.

En Passat, te ofrecemos una gran variedad de productos para que cuides e incentives a tus colaboradores de la mejor forma posible.