Chat with us, powered by LiveChat

Entre los tantos desafíos generados en torno a la pandemia de Covid-19, la nueva normalidad traerá mayor flexibilidad en la dinámica laboral. Más de la mitad de las empresas apostará por modelos como home office, horarios escalonados, trabajo por objetivos y días de descanso elegidos por el trabajador.

Así, el 60% de las empresas en México considera dejar el modelo tradicional de trabajo para transitar a “oficinas flexibles”. De las empresas que están considerando transitar a nuevos modelos de trabajo en la reapertura de actividades económicas tras la Jornada de Sana Distancia, el 39% analiza los mecanismos que implementará, mientras que un 16% ya se encuentra con esquemas flexibles establecidos.

En ese sentido, el retorno a la “vieja normalidad” es complicado por dos razones: la primera, porque no es posible debido a las disposiciones oficiales; la segunda, las empresas han comenzado a cuestionar si vale la pena invertir tanto en infraestructura y mobiliario, en lugar de destinar recursos para buenas herramientas que faciliten el trabajo a distancia.

La estructura de las organizaciones también cambiará en la nueva normalidad, el 72% de las empresas en México se encuentra en un análisis profundo para modificar su estructura organizacional y el 81% considera que en los siguientes meses esta reestructuración de la organización avanzará, ya sea por reducción de costos o reacomodo de algunas funciones.