Chat with us, powered by LiveChat

El COVID-19 ha orillado a las empresas a recurrir al trabajo a distancia como medida de contención. Aquí algunas recomendaciones para estas actividades remotas.

Los casos de Covid-19 incrementan, las empresas toman decisiones, el gobierno también, pero, ¿cómo organizamos la oficina para que podamos trabajar en medio de esta crisis de salud?

Aquí algunas recomendaciones:

Si eres jefe, libera el control. El trabajo remoto implica un cambio de mentalidad en toda la organización. Este esquema pide a los que dirigen o son dueños a aprender a poner objetivos, fechas y horarios de entrega de proyectos muy claros. Es importante soltar esa necesidad de saber “minuto a minuto” qué están haciendo los colaboradores y pedir que sean profesionales en su trabajo y cumplan. El tip clave es tener herramientas de medición de resultados para saber quién está trabajando a distancia eficientemente. 

¡Todos a home office! Aunque todos los que colaboran en la empresa deben tener los mismos derechos y obligaciones, esto implicaría que todos deberían hacer home office, sin embargo, algunas personas creen que no todo se puede hacer a distancia, en cuyo caso habría que implementar horarios más cortos y guardias para que en la oficina haya menos personas.


Comunicación efectiva. Cuando no estamos frente a frente perdemos la profundidad de expresiones faciales, a veces incluso los tonos de voz cambian. Transmita mensajes cortos, resuma bien la información y sea asertivo a la hora de las respuestas.

Equipo de trabajo. Para hacer home office todos deben tener las herramientas tecnológicas adecuadas, micrófonos, instalación estable de internet, una buena cámara, y saber usar herramientas de trabajo colaborativo en línea. 

Y a tí, ¿cómo te está yendo con esta cuarentena?