Chat with us, powered by LiveChat

Un empleado que no disfruta de su trabajo tiende a ser menos eficiente.

Lo más recomendable es prevenir esto. Tomar medidas con anterioridad para que ningún empleado se desmotive. Cuando ya no hay más remedio, debemos seguir unos ciertos pasos:

Conoce el motivo.- Saber el origen del malestar. Por qué se produce. La causa puede venir por el propio trabajo o por un motivo externo. Si se trata de un motivo laboral, hay que analizar qué circunstancias o personas lo han provocado. Si es por una circunstancia personal, debemos hablar con el empleado. Apoyarlo y comprenderlo es la mejor manera de abordar la cuestión.

Valora al empleado.- Conoce sus capacidades y capacítalo, son las mejores formas de valorarlo.

Establece un objetivo en común.- De esta forma unirás al grupo. Ofrece metas para las que trabajarán juntos.

Evalúa al colaborador.- Dale importancia a su trabajo, ofrece críticas constructivas o felicítalo cuando lo merezca.

Valora su opinión.- Pídele algún consejo, que vea que valoras sus ideas, ya sea sobre trabajo o sobre cuestiones de la empresa.

Explica tus decisiones.- Hazlo con detalle y centrándote en las causas y consecuencias. Recuerda que estas afectan el ambiente laboral de todos.

En Passat, te ofrecemos una gran variedad de productos para que cuides e incentives a tus colaboradores de la mejor forma posible.