Chat with us, powered by LiveChat

Las juntas de trabajo se caracterizan por ser largas y en poco productivas, ya que en ocasiones no tienen claro los temas que se van a abordar. Por ello, te dejamos algunos cuestionamientos que te debes de hacer antes de organizar una reunión.

¿Con qué frecuencia debemos reunirnos?

Esto va a variar dependiendo de la carga de trabajo que se tenga, lo más común es que sea semanal o mensual.

¿Qué información debes compartir?

En este aspecto debes de analizar el nivel de confidencialidad tiene la información.

¿Quién debe ser invitado?

Sólo las personas a las que es necesario dar indicaciones.

¿Quién debe hablar?

Para este apartado es importante que se determine el mejor manejo de la información.

¿Por qué nos reunimos?

Las personas merecen saber lo que está pasando y cómo la organización está haciendo las cosas; así como saber los cambios que se realizarán y sus afectaciones.

¿Dónde nos encontramos?

En un lugar que tenga pocas distracciones o ruidos innecesarios, además de ser un lugar cómodo.

Fuente: Mundo Ejecutivo