Chat with us, powered by LiveChat

Toda gran organización tiene como base sólida su capital humano. Obtener a los candidatos apropiados para los puestos requeridos no es una tarea fácil, y una vez que se cuenta con el personal que formará parte de ese gran equipo de trabajo es necesario continuar con su desarrollo y estabilidad profesional dentro de la compañía.

La capacitación es un proceso clave para el desarrollo y motivación de los empleados que ya forman parte de la organización, esto con la finalidad de elevar tanto la competitividad y como el talento de la empresa.

Algunas de las ventajas que ofrece este proceso:

Para el empleado:

  • Le permite un mejor ejercicio de su actual puesto y de aquellos otros que pueda ejercer en el futuro, adaptándose a las exigencias cambiantes del entorno.
  • Ayuda a resolver problemas y a la toma de decisiones.
  • Formar líderes y mejora la comunicación.
  • Permite lograr metas individuales.
  • Fortalece la seguridad en sí mismo de cada empleado.
  • Permite una continua actualización de conocimientos y habilidades.

Para la empresa:

  • Genera mayor rentabilidad.
  • El tener elementos competitivos favorece el desarrollo y crecimiento de la empresa.
  • Produce asertividad en los empleados.
  • Disminuye la necesidad de supervisar las tareas.
  • Reduce accidentes de trabajo.
  • Los empleados se identifican con la organización.
  • La empresa mejora su imágen.
  • La relación jefe y subordinado funciona mejor.
  • Al optimizar la operación del empleado reduce costos.

Las organizaciones enfrentan día a día cambios en sus mercados, por lo que necesitan personal mejor capacitado. La globalización es un factor clave para que las empresas deseen mejorar y ser más competitivas.