Chat with us, powered by LiveChat

Debido a que el ‘home office’ todavía tiene mucho por avanzar en la cultura laboral mexicana, probablemente no tengas mucha experiencia laborando desde el hogar, pero para ello, te dejamos algunas recomendaciones.

Fija una rutina

Es importante que te pongas horarios para trabajar. La idea es que trabajes el mismo tiempo y de la misma manera en la que trabajas desde tu oficina. Trata de simular el esquema que llevabas antes de ir a casa a trabajar. Si en tu empresa no te exigen estar conectado a ciertos horarios, divide a lo largo del día tu horario laboral para que puedas cumplir las ocho horas.

Dedica un espacio en específico para hacer ‘home office’

Decóralo como quieras pero establece que ese lugar sea exclusivo para trabajar. Abandona la idea de trabajar en la cama. Va a dolerte la espalda, vas a querer dormir más rato y te sentirás tentado a abandonar tus obligaciones.

Pon atención a la manera en la que comunicas

Asegúrate que a tus compañeros les quede claro tu mensaje. En contraste, cuando recibas de ellos comunicaciones, de igual manera, asegúrate de que lo que estás entendiendo lo estás haciendo bien.